Cómo conseguir una imagen de empresa atractiva para tu negocio de una forma sencilla.


Si has llegado a este artículo es porque crees que crear una imagen de empresa es complicado y caro. Ya has tenido demasiados gastos antes de empezar, pero estás convencido de que la imagen de tu negocio es fundamental.

Vamos a darte unas pautas para que de una forma sencilla tengas un diseño elegante y atractivo que atraiga a tus futuros clientes.

¿Qué es la imagen corporativa de una empresa?

La imagen corporativa de una empresa es la manera en que se presenta al público y cómo éste la percibe.

Nos hace creer que una marca tiene ciertas ideas o creencias, ciertas actitudes u opiniones… y esta asociación no es sólo de marcas, sino también de personas. La imagen de empresa refleja su personalidad y también ayuda a crear o eliminar los vínculos de confianza entre ésta y su público objetivo.

La imagen de empresa es un reflejo de lo que es, de su personalidad y de sus valores con los que los clientes deben identificarse.

Por eso tenemos que ofrecer a los usuarios experiencias inmejorables, para que se fijen en nosotros, para que seamos insustituibles y para que se sientan orgullosos de habernos elegido y de ser usuarios de nuestros productos.

En el entorno empresarial actual, competitivo y en constante cambio, es esencial tener una imagen de empresa fuerte que le permita destacar y diferenciarse de los demás.

Por lo tanto, lo mejor es elegir una estrategia de comunicación multicanal centrada en la satisfacción y la fidelidad del cliente. Redes sociales, ventas online, aplicaciones… Todos estos son canales de comunicación diferentes que ofrecen infinitas posibilidades.

Para qué sirve la imagen corporativa.

La finalidad fundamental de la imagen corporativa es asegurar que la marca se refleje claramente en los intereses del usuario.

El cliente potencial debe sentir que sus pensamientos y los de la empresa están al unísono. La finalidad de la imagen de empresa es hacer que el consumidor se identifique con nosotros y ganarse su confianza.

Las empresas necesitan conversiones, son la forma de generar ingresos y pueden ser una parte de los beneficios. Para conseguirlas, es necesario crear confianza. Una imagen de marca que genere confianza será un arma muy poderosa.

Elementos que componen la imagen corporativa.

La identidad corporativa forma parte de un proceso de creatividad, con una serie de características y valores con los que se identifica un negocio y que se comunican a través de una imagen de empresa definida.

En efecto, se trata de dotar a la empresa de una personalidad y destacar lo que la hace única y diferente.

Estos son los elementos clave que tendrá que crear para su nueva empresa.

Nombre.

La creación de una nueva empresa siempre implica una difícil elección del nombre. El nombre es el primer elemento que distingue a la empresa y debe elegirse cuidadosamente.

Trata que tu nombre sea corto y sencillo para que sea claro y fácil de recordar.

Entre otras cosas, el nombre debe ser atractivo, único y moderno.

Eslogan.

Aunque no es obligatorio, se recomienda tener un eslogan. Es práctico para transmitir las ventajas de elegir tu producto o servicio como si fuera una marca de prestigio y confianza.

Si quiere, en lugar de un eslogan, puede elegir un mensaje de marketing, es decir, una frase diseñada para captar la atención de sus clientes potenciales.

Logotipo.

Un logotipo es un diseño que puede acompañar o sustituir al nombre de una empresa. Es tan importante como el propio nombre y debe ser fácilmente reconocible.

Todos recordamos los logos de las grandes empresas internacionales porque, como imagen, son fáciles de recordar y reconocer. Como por ejemplo Coca-cola o Nike.

A la hora de diseñar un logotipo, debemos tener en cuenta qué queremos que comunique nuestra empresa y a qué público nos dirigimos.

Para que te sea más fácil y económico te damos una lista de webs para crear tu logotipo de empresa.

creación de logotipo

Tipografía.

La tipografía debe representar la identidad de la empresa y será clave para una identidad visual efectiva.

La tipografía debe ser lo más sencilla posible para que sea fácil de leer y que tenga que ver con lo que quieres comunicar.

Colores.

El color también es un elemento que no debe dejarse al azar en la imagen de empresa. Cada color evoca sentimientos diferentes.

El azul se asocia con la seriedad y los negocios. El rojo sugiere actividad y excitación, y los tonos de verde se asocian tanto a la naturaleza como a la nutrición.

El blanco, el gris y el negro son colores clásicos y equilibrados, ideales para las marcas que quieren expresar prestigio y exclusividad.

Papelería.

Todos estos elementos de comunicación deben tenerse en cuenta, ya que forman parte de la imagen de empresa.

Entre ellos se encuentran: las tarjetas de visita personalizadas, el material de papelería con el logotipo y la dirección de la empresa, las carpetas, el papel carta para escribir o documentar, los cuadernos personalizados, los sobres, las facturas, las firmas de correo electrónico, el formato del boletín informativo, etc…

Todos estos elementos deben ser coherentes, uniformes y estar en consonancia con lo que está escrito en el manual de identidad corporativa de la empresa.

imagen corporativa

Web.

Es fundamental que tengas tu propio nombre de dominio. Puede ser el nombre de su empresa o una marca personal, que es lo más habitual, o una palabra relacionada con el tipo de producto o servicio que vende.

En segundo lugar, el diseño de la página web debe ser coherente con la imagen de empresa, es decir, con la imagen que quiere proyectar, y debe ser fácil de usar e intuitivo para que el cliente entienda lo que usted hace y pueda encontrar exactamente lo que busca.

También es aconsejable que el diseño, el texto y las fotos de su sitio web reflejen la esencia, la visión y la filosofía de su empresa, ya que todos estos elementos representan su marca personal.

Conclusión.

Como has podido comprobar crear la imagen de empresa es algo fundamental para que tus futuros clientes se fijen en ti y contraten tus servicios o compren tus productos. Un enfoque erróneo de la imagen de tu negocio puede lastrar su trayectoria y encauzarla puede costarte tiempo y sobre todo dinero.

Con esta guía podrás tener una imagen corporativa sencilla, pero al mismo tiempo efectiva y si sigues nuestros consejos no tendrás que dar una vuelta atrás.

De todas formas, aunque este artículo está enfocado a los autónomos y pequeñas empresas que empiezan y prefieren hacerlo ellos mismos, te aconsejamos que te pongas en contacto con nosotros para poder hacerte una imagen de empresa profesional a un precio razonable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.